Qué es un cheque nominativo no a la orden

Carlos Escolar García
Carlos Escolar García

Aprende sobre el cheque nominativo no a la orden y utilízalo de una forma conveniente para ti

Los cheques nominativos son una excelente forma de transferir dinero de forma segura. Están diseñados para ser cobrados solo por la persona cuyo nombre aparece en ellos, lo que los hace menos vulnerables ante el fraude. 

Si estás buscando una forma segura y útil de transferir dinero, los modelos de cheques nominativos son una opción muy inteligente. De hecho, son más convenientes que los cheques al portador y pueden ser cobrados en cualquier banco o institución financiera.

¿Qué es un cheque nominativo no a la orden?

Un cheque nominativo no a la orden es un tipo de cheque que solo puede ser cobrado por la persona a la cual le fue emitido. 

En otras palabras, este tipo de cheque no puede ser endosado a otra persona. Los cheques nominativos no a la orden son una forma de garantizar que el dinero solo llegue a una persona específica. A diferencia de los cheques nominativos a la orden que sí permiten su endoso a favor de una tercera persona. 

Pasos para emitir un cheque nominativo no a la orden 

Llenar un cheque nominativo no a la orden es muy simple, solo debes seguir los siguientes pasos: 

  1. Revisa tu saldo en la cuenta: Asegúrate de tener fondos suficientes para cubrir la cantidad que indiques en el cheque.
  2. Indica la fecha de emisión: Escribe la fecha en la esquina superior derecha del cheque.
  3. Escribe el nombre del beneficiario: Escribe el nombre completo de la persona a favor de la cual estás emitiendo el cheque. Esto debes hacerlo en la parte superior del cheque, debajo del encabezado “Para”.
  4. Escribe la cantidad por la cual emites el cheque: Escríbela en números en el centro del cheque, debajo de la fecha.
  5. Firma el cheque: Hazlo en la esquina inferior derecha.

Una vez que llenado el cheque, puedes enviarlo por correo al beneficiario o entregarlo en persona.

En caso de optar por el correo, es indispensable que incluyas una estampilla y una dirección de correo válida para el beneficiario. Ahora bien, si se entrega el cheque en persona, se recomienda entregarlo dentro de un sobre seguro.

Por otro lado, si eres el beneficiario de cheque, cuando lo vayas a presentar para cobrarlo, el banco te pedirá una identificación. El banco verificará que la identificación coincida con el nombre de la persona a la cual le fue emitido el cheque. Si la identificación no coincide, el banco no pagará el cheque.

Beneficios de los cheques nominativos no a la orden

Son muchas las ventajas que aportan los cheques nominativos no a la orden para quienes están dispuestos a aprovecharlos. Algunos de sus principales beneficios son:

  • Son más seguros que otros tipos de cheques: Los cheques nominativos no a la orden solo pueden ser cobrados por la persona a cuyo nombre fueron emitidos.
  • Previenen el fraude: Como se trata de cheques que no pueden ser endosados a otra persona, resultan mucho más seguros, pues minimizan la posibilidad que sean robados o falsificados.
  • Se pueden utilizar para pagar facturas o hacer compras: No existe ninguna restricción para utilizar este tipo de cheques en compras cotidianas o en el pago de facturas. 
  • Son muy fáciles de llenar y cobrar: Los pasos que se deben seguir tanto para su emisión, como en el cobro del dinero, son extremadamente fáciles y rápidos de realizar.

¿Cuándo se puede cobrar un cheque nominativo no a la orden?

Como se ha explicado anteriormente, un cheque nominativo no a la orden solo puede ser cobrado por la persona cuyo nombre aparece en el cheque.

Para cobrar un cheque nominativo no a la orden, el beneficiario debe presentar el cheque al banco o institución financiera donde se emitió el cheque.

El beneficiario debe firmar el cheque en el anverso y presentar una identificación. De esta forma, el banco o la institución financiera acreditará el monto del cheque en la cuenta del beneficiario o hará entrega del efectivo.

Es importante mencionar que los cheques nominativos no a la orden no tienen fecha de vencimiento. No obstante, la mayoría de los bancos y otras instituciones financieras no aceptan cheques nominativos no a la orden que superen 60 días desde su emisión. Después de esta fecha, el banco o la institución financiera puede negarse a pagar el cheque.

En definitiva, un cheque nominativo no a la orden, es una de las opciones más seguras cuando de pagar con cheque se trata.

Autor

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *